fotonoticia_20161121222329_800.jpg

A la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, se le acumulan los problemas en la sanidad pública de la que tanto ha alardeado. A las mareas blancas que se han levantado en varias provincias con multitudinarias manifestaciones contra los recortes y las fusiones hospitalarias se une ahora un exhaustivo informe que revela nuevos ajustes en la considerada por la presidenta como la «joya de la corona».

A pesar de que el Gobierno de Susana Díaz lleva años negando los recortes en Andalucía porque la Sanidad pública estaba «blindada», las cifras muestran todo lo contrario. La federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (CCOO) ha elaborado un informe, difundido este viernes, sobre la oferta de plazas de formación sanitaria especializada en los últimos años. Y Andalucía vuelve a estar a la cola, ya que es la región que más plazas formativas y empleos de médicos ha perdido entre 2011 y 2017, con 771 puestos perdidos.

Esta cifra es el resultado de sumar las plazas para formar médicos -que luego son contratados- que cada año se han ido perdiendo, en comparación con 2010. Es la diferencia en el número de contratos de médicos especialistas que se podrían haber realizado hasta 2017 si cada año, desde 2011 a ahora, se hubiera ofertado el mismo número de plazas que en 2010.

En todo el país se han perdido 3.918 puestos de médicos especialistas, de los que 771 corresponden a Andalucía, 670 a Cataluña, 554 a Castilla la Mancha, 398 a Castilla y León, 226 a País Vasco, 180 a Canarias; 151 a Aragón; 139 a Galicia, 137 a Asturias, 136 a Baleares y 135 a Madrid, entre otras. Esta clasificación revela los falsos mitos difundidos por la Junta, que atribuye al PP y a las comunidades en las que gobierna, como la de Madrid, los mayores recortes en sanidad.

Esta pérdida de plazas tiene repercusión en el «ámbito formativo» porque los médicos que acaban la carrera no pueden formarse en cualquier especialidad y también influye en el ámbito laboral, «ya que se dejan de hacer miles de contratos en todo el país, la inmensa mayoría de ellos en la sanidad pública», advierte el informe de CCOO.

Más recortes en Sevilla, Granada y Málaga

De las 771 plazas de médicos especialistas que se han perdido en Andalucía, a Sevilla corresponden 74; Granada, 38; Málaga, 34; Cádiz, 20; Córdoba, 15; Huelva, 6; Almería, 5; y Jaén otras 5, según detalló a José Pelayo Galindo, responsable de Desarrollo Profesional de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-A.

Según CCOO, los datos de la oferta de plazas formativas de Medicina, Farmacia, Psicología, Química, Física y Biología para 2017 indican que por segundo año consecutivo crece la oferta respecto al año anterior, «pero siempre muy por debajo» de las plazas del mejor año, que fue 2010, y por debajo también de las que Andalucía tiene acreditadas para la formación especializada.

Para 2017 se ofertan 147 plazas menos que en 2010, lo que supone casi un 13% de reducción (seis puntos por encima de la media estatal que se ha situado en un 7%). Comparando la oferta de plazas de cada comunidad para 2017 con la de 2010, sólo Cantabria y Valencia presentan más plazas, mientras que las otras quince restantes cuentan con una oferta inferior.

En Enfermería, Andalucía también está a la cola, ya que ofrece un 15% de plazas menos que en 2012, siendo sólo superada por Castilla-La Mancha, Navarra y Canarias. «Nuevamente se repite el dato de la pérdida de empleo acumulada en este colectivo», afirma José Pelayo Galindo. Andalucía, que ha perdido 106 puestos de enfermería, sólo se ve superada por Castilla La Mancha, con 206 plazas menos.

Este informe de CCOO se une a la Memoria del Consejo Económico y Social (CES) estatal conocida el pasado verano, en el que se destaca que Andalucía es la autonomía con el menor presupuesto sanitario por habitante, ya que tan sólo gasta 1.007 euros por persona, una cantidad muy alejada de la media nacional, que son 1.232 euros, y más distante aún de los 1.584 euros que invierte el País Vasco, la autonomía que más destina de todas a la sanidad pública.