El ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Augusto Arosemena, afirma que el escándalo conocido como Papeles de Panamá no tuvo “ningún impacto” en la economía de ese país, porque creció la inversión extranjera en los meses siguientes y el número de multinacionales que instalaron sus sedes regionales en el país.

arosemena
Ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Augusto Arosemena

“A pesar de que la imagen internacional (de Panamá) se vio afectada por la noticia de los mal llamados ‘Panama papers’, Panamá pudo mantener su posición como centro de distribución y como puerta de entrada a Latinoamérica“, afirmó el ministro durante una rueda de prensa en la que hizo balance de su gestión en 2016.

El pasado mes de abril, un centenar de medios de comunicación revelaron que personalidades de todo el mundo contrataron los servicios del bufete panameño Mossack Fonseca para crear sociedades “offshore” en distintos paraísos fiscales y supuestamente evadir impuestos, entre otras prácticas delictivas.

El escándalo desató todo un vendaval de críticas contra Panamá y su primera consecuencia fue la decisión de Francia de volver a incluir al país centroamericano en su lista de paraísos fiscales.

“Los ‘Panama papers’ no tuvieron el impacto que mucha gente cree que tuvieron“, reiteró Arosemena, quien destacó que Panamá es “históricamente” el país que más inversión extranjera atrae de toda la región centroamericana.