avion_argentina.png

Argentina espera recibir inversiones por unos 1.700 millones dólares en los próximos cuatro años por la llegada de nuevas aerolíneas de bajo costo, dijo este martes el ministro de Transporte en una audiencia donde las compañías exponían sus planes de negocios.

El Gobierno de centroderecha del presidente Mauricio Macri realiza una audiencia pública para escuchar propuestas de cinco firmas -conocidas como “low cost”- que buscan operar en el país. La administración decidirá más adelante si les concede las rutas aéreas domésticas e internacionales solicitadas.

“En los próximos cuatro años, estas empresas van a invertir aproximadamente 1.700 millones de dólares, que se invierten acá trayendo aviones y registrándolos en nuestro país”, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en su exposición.

Las firmas en cuestión son Andes Líneas Aéreas -que ya opera rutas domésticas en Argentina-, American Jet, Alas del Sur, Avian Líneas Aéreas y FB Líneas Aéreas. Hace dos semanas, la aerolínea Norwegian Air Shuttle ASA dijo que planea empezar a funcionar en el país sudamericano a fines del 2017.

La Asociación de Personal Aeronáutico (APA) realizó una protesta frente al teatro donde se realizaba la audiencia, en la ciudad de Buenos Aires, en rechazo a la llegada de aerolíneas de bajo costo con el argumento de que ello traería consecuencias “nefastas” para la seguridad de los pasajeros, las compañías aéreas y su personal.

“No queremos cambiar seguridad por bajo costo”, dijo a Reuters Víctor Matarrese, delegado sindical general de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, en las afueras de la capital argentina.

Macri, que asumió hace un año tras más de una década de gobiernos intervencionistas, está aplicando una serie de amplias reformas pro-mercado en la legislación argentina para atraer las inversiones necesarias para impulsar a una economía en recesión.