economiasumergida
Para el Círculo de Empresarios, la economía sumergida supone más de 189.000 millones de euros

La economía sumergida a cierre de 2015 representaba en España un 18,2% del Producto Interior Bruto (PIB) o, lo que es lo mismo, 189.491 millones de euros. Así lo puso ayer de manifiesto el Círculo de Empresarios que advirtieron de que éste sigue siendo uno de los grandes problemas de la economía española y, en consecuencia, uno de los motivos por lo que la recaudación en concepto de IVA es inferior a la media europea.

De entre las grandes potencias económicas de la Eurozona, sólo Italia registra una mayor actividad económica ilegal y/o que se desarrolla incumpliendo la legislación tributaria. En concreto, en el caso italiano la cifra supera el 20% de su PIB y llegó hasta el 26,1% en 2003, fecha en la que se registró el mayor pico.

De ese mismo año data la cifra más alta en España, un 22% del PIB de ese año. Desde entonces, tanto España como el conjunto de la Unión Europea se han registrado una tendencia a la baja, aunque todavía existen países que registran niveles de economía sumergida especialmente importante, como por ejemplo Bulgaria o Rumanía, que superan el 20% de su PIB, y llegan, incluso, hasta el 30%

La cifra que acumula la economía nacional sigue mermando sensiblemente su capacidad recaudatoria. Así lo denunciaron ayer tanto el presidente del Círculo, Javier Vega de Seaoane, como el vicepresidente, Josep Piqué, así como el que fuera ministro de Industria en el Gobierno de José María, quien señala que la recaudación impositiva de España es muy baja si se tiene en cuenta que tiene unos tipos impositivos “muy altos”.

Problema estructural

Piqué propone retocar el IVA, bajar las cotizaciones sociales y fijar un tipo único y reducir más el Impuesto de Sociedades para situarlo alrededor del 20%. “No se trata de crear nuevos impuestos porque no hay figura tributable que esté gravada ya” aseguró, para posteriormente recordar que es necesario “simplificar el sistema tributario: hay más de 70 impuestos autonómicos y tributos locales que conllevan unos tremendos costes de gestión”. Por otra parte, Vega de Seoane pide que se revise de forma integral el sistema de pensiones, ya que considera que tiene un problema “bastante grande”.

Esta afirmación se produjo unas horas antes de que el secretario general de Comisiones Obreras, José Ignacio Fernández Toxo, presentase ante la comisión del Pacto de Toledo una serie de medidas con las que aseguró que la Seguridad Social se ahorraría más de 70.000 millones de euros. Entre estas medidas está la financiación mediante impuestos de las pensiones de viudedad y orfandad.